El cine también llega a prisiones. A los pocos días de estrenarse la película en las salas de cine y gracias a Antonio Cuadri, director y coguionista, los internos de Soto del Real pudieron disfrutar de la proyección de su última película Si todas las puertas se cierran la cual pretende acercarnos a la figura de Antonia María de Oviedo y Schöntal, a través de su propia historia real sobre la búsqueda interior y la trata de blancas.

Por un día los internos vivieron la experiencia de estar en el cine, como en la calle, de estreno.

Según palabras de Antonio Cuadri: “Supone para mí como director el haber contribuido, probablemente, a realizar un proyecto, una película, tal vez la más útil y necesaria que he tenido la oportunidad de hacer. Abordar el tema de la trata de mujeres con fines de explotación sexual y hacerlo desde una perspectiva de superación, ofrecer un poco de luz y esperanza en el tratamiento de una realidad tan dura y oscura como esta, es sin duda muy satisfactorio. Y es que yo creo que el cine, además de un espectáculo y un entretenimiento, cuando además aborda con un sentido del compromiso una temática social tan actual y compleja como ésta, adquiere una dimensión especial.

Me siento muy agradecido de haber podido tener la oportunidad de experimentar con una estructura de guion difícil, que suponía un reto para la fluidez de la narración y la comprensión de los espectadores sin afectar a la emoción que contienen las tres historias que se cuentan en el film”.

Ernesto Foncuberta

Redactor Ecos de Soto.