Música para subir el ánimo. Organizado por la Pastoral Penitenciaria, se celebró en el salón de actos del sociocultural, un concierto en el que Antonio Montana, conocido cantante y guitarrista de rock, junto a sus amigos Josele Marín (bajista y cantante del mítico grupo Bulldog), Rafa Moreno (batería) y Miguel Ángel Vega (guitarrista y cantante) hicieron vibrar a los asistentes el pasado mes de abril.

El concierto contó con el coro de la prisión como teloneros y que durante dos horas más de 200 internos pudieron disfrutar de una sesión de rock en estado puro.

Ernesto Foncuberta

Redactor Ecos de Soto.