La festividad de la Virgen de la Merced vuelve al C.P. Soto del Real con más fuerza y más participación tras dos años de restricciones.

La festividad de la Virgen de la Merced vuelve al C.P. Soto del Real con más fuerza y más participación tras dos años de restricciones.

ESTE AÑO LA INTENCIÓN ERA VOLVER CON MÁS FUERZA, más ganas, más eventos, más deportes, más participantes, medallas, trofeos, premios… Las competiciones deportivas empezaron con la final intermódulos de voleibol en la que participaban los módulos 1, 6, 10 y 13. El campeón fue el módulo 6. También tuvo lugar la final de ping pong disputada entre los mejores jugadores de los módulos. El jueves fue el turno del concurso de triples en la cancha de baloncesto. Quince balones, desde cinco posiciones. El tercer balón de cada carro contaba doble, para conseguir 20 puntos haciendo un pleno. ¡Y ganó el más veterano! Demostración de que la técnica, ni se pierde, ni se valora lo suficiente. Después del basket le tocó el turno al futbol sala, con la final entre el módulo 6 y el 13. Ganó 3-2 el módulo 6 con un gol en la parte final del partido, demostrando que la juventud es una gran ventaja cuando hay balones o pelotas en juego.

MALABARES, MÚSICA Y MUCHAS RISAS TUVIERON LUGAR EN EL SALÓN DE ACTOS con una actuación circense a través de Cirqueando, interpretado por el payaso Mestre Fufo, del Festival de Circo de la Sierra de Madrid. Un espectáculo que reivindica a los payasos clásicos y que hizo que nos sintiéramos niños de nuevo. Nos demostraron que hace falta muy poco, dos sillas, un sombrero y un baúl para divertirnos juntos.

LA MÍTICA CARRERA POR LA MERCED fue el acto central de la celebración de la Merced en la que participaban tanto funcionarios como internos de todos los módulos. Un recorrido de 3.000 metros por los viales internos y el campo de fútbol. Y el campeón de 2021, Alexis Oliveira, alias “Bambi”, repitió victoria, ganando con tanta ventaja que parecía que quería correr otros 1.000 metros. Mucho público que disfrutó en el anillo central de esta demostración de esfuerzo y superación.

LA MISA EN HONOR A LA VIRGEN fue el siguiente evento, contando un año más con el Cardenal y Arzobispo de Madrid Carlos Osoro, acompañado de los vicarios D. Ángel y D. José, y de las autoridades locales y de la Guardia Civil de la zona. Casi 300 personas abarrotaron la misa, para a continuación poner el punto y final con la entrega de diplomas y condecoraciones, que todos años tiene lugar por parte de la Dirección del Centro. A doce funcionarios le fueron entregados una placa y un diploma por 25 años de servicio y a tres la medalla al Mérito Penitenciario, dos en su versión de plata y otra de bronce. En el acto además de funcionarios y familiares de los homenajeados participaron también distintas autoridades.

ERNESTO FONCUBERTA

Redactor de Ecos de Soto.

Fotos: Daniel Fortesque.