La festividad de Nuestra Señora de la Merced (24 de septiembre) es un día grande dentro de las Instituciones penitenciarias, ya que es la Patrona, tanto de los funcionarios, como de los internos.

Este año al ser domingo, las celebraciones y actos se pasaron al lunes 25.

La jornada no pudo empezar mejor, una carrera de 3,5 km, organizada por el área de deportes, dejo que más de 300 internos participasen cada uno a su nivel.

El ganador y el segundo volvieron a ser los de siempre: Bambi y Santi. Los otros competidores están deseando que se vayan del Centro, para poder tener alguna posibilidad de ganar.

Este año por primera vez internos del módulo 1, con problemas de movilidad, participaron de forma simbólica, eso si con la misma competitividad que el resto de participantes. El acompañamiento de profesionales del módulo y alguna que otra maestra, les hizo animarse a terminar la prueba y en algún caso les empujaban materialmente hacia la meta.

Don José Cobo, recientemente nombrado Arzobispo de Madrid, visito por primera vez el Centro. Acudiendo al módulo de Enfermería, antes de presidir la celebración de la misa, a la que asitieron, además de los miembros del Equipo de Dirección del Centro, Doña Mercedes, jueza de Vigilancia Penitenciaria, miembros de la Guardia Civil, funcionarios, miembros de entidades colaboradoras e internos de distintos módulos.

A lo largo de la ceremonia, se dio lectura por parte de un interno de una carta de bienvenida al Arzobispo Don José Cobo. Otra de las intervenciones fue la presentación de una escultura realizada por Antonio Pérez, interno que trabaja en mantenimiento que explico el significado de su obra.

Como colofón, los internos del módulo 5 quisieron agradecer su dedicación al padre Paulino, capellán de la prisión, no solo con unas bonitas palabras, si no que también le regalarón un cuadro conmemorativo.

Al finalizar la misa y como todos los años, tuvo lugar la entrega de menciones y condecoraciones a los funcionarios y entidades colaboradoras entra las que queremos destacar: La medalla de Plata al Mérito Social Penitenciario, entregada a la Fundación Profesor Uría, por la labor que realizan en el CP.

Así como la entrega simbólica al padre Paulino, de la Medalla de Oro al Mérito Penitenciario que le fue impuesta por el Ministro del Interior Don Fernando Grande Marlaska el pasado viernes 22 en el CP de Aranjuez.

Ernesto Foncuberta

Redactor Ecos de Soto