La Realidad Virtual (RV) va incursionando a gran velocidad en una mayor cantidad de entornos, actualmente en el hogar ya es posible utilizarla a través de las Visión Pro de Apple o de las VR2 de PlayStation. En el mundo empresarial, compañías como META o Microsoft buscan desarrollar aplicaciones que saquen partido de sus propias tecnologías. Empresas del sector turismo están invirtiendo para que los futuros viajeros puedan transportarse de modo virtual a ruinas, museos o pueblos, con la ventaja de poder visitar lugares inaccesibles o simplemente para elegir el mejor destino. Algunas universidades ya están desarrollando másteres para aprender sobre RV. En el deporte, compañías como Telefónica y clubes como el Atlético de Madrid, quieren brindar la experiencia de retransmitir los partidos de fútbol en 360º. La mayoría de estos usos están relacionados con entretenimiento, la formación y los negocios. Sin embargo, la RV no solo está presente en estos contextos, actualmente se están desarrollando aplicaciones para ayudar en el tratamiento de problemas neurológicos y psicológicos. Personas que han perdido la movilidad por un ictus, ven en la RV un aliado en su tratamiento y algunas terapias psicológicas han encontrado un modo de exponer a los pacientes a ambientes controlados donde pueden encontrar una mejora a sus problemas de salud mental y/o de conducta.

La RV inmersiva puede ser útil en los programas de tratamiento de violencia de género. En el proyecto ganador del Prison Achievement Awards 2023 se indica que la RV inmersiva ofrece numerosas posibilidades para el desarrollo de herramientas que pueden ser integradas en los programas de rehabilitación para los autores de violencia de género. Estos programas de tratamiento sin RV usualmente se ejecutan a través de grupos de discusión, juegos de roles, y mostrando vídeos descriptivos con escenas de violencia de género o testimonios de víctimas. La efectividad de estos programas, según se menciona en el estudio del proyecto, mejora si cuentan con ciertas características como contenido, duración e intensidad, de modo que estén en concordancia con las necesidades criminológicas de los participantes. Por esta razón, durante los últimos años en las prisiones de Cataluña se ha apoyado el diseño de intervenciones y la adaptación de metodologías que sean eficaces en el tiempo y que se enfoquen en las necesidades específicas de los autores de Violencia de Género. Los investigadores analizan como la RV puede ser una herramienta poderosa como una parte integral de los programas de rehabilitación para los autores de violencia de género por varias razones, tales como conocer y mejorar las habilidades de empatía, evaluar las reacciones de conducta cuando los participantes son ubicados en frente de la violencia, desarrollar conductas sociales saludables e incrementar la motivación para su rehabilitación por parte de la población reclusa.

Prison Achievement Award 2023.

Los centros penitenciarios de Quatre Camins y Mas d’Enric recibieron en julio de este año el premio Prison Achievement Award 2023, gracias al desarrollo del proyecto Imnersive Virtual Reality in Intimate Gender Violence Rehabilitation Programs in Prison (La Realidad Virtual Inmersiva en los Programas de Rehabilitación en Prisión para los autores de violencia de género). Este proyecto investiga el impacto que tiene el uso de la rv como un apoyo a los programas de tratamiento de violencia de género.

Llevar las pruebas de laboratorio a la prisión no es una tarea simple. Los investigadores mencionan que, si se desea llevar el uso de las herramientas de rv del laboratorio a la prisión, hay varios factores que se deben tener en cuenta. Esto se debe a que las condiciones en prisión son complejas y pueden estar afectadas por varias interferencias, como que los funcionarios ingresen a la sala durante la sesión de rv, o que el participante sea llamado por los funcionarios para alguna actividad. También mencionan que los participantes deben sentir y comportarse como si estuvieran realmente dentro de una escena de rv, y para que la ilusión sea plausible se debe tener en cuenta que los olores, ruidos y mobiliario, pueden generar una ruptura del entorno virtual. Estas consideraciones son importantes tanto si estas herramientas se usan para investigar o para rehabilitar. También tienen en cuenta factores que pueden variar en función de las habilidades cognitivas, los niveles de estrés relacionados al encarcelamiento o la deseabilidad social de los internos.

Consideraciones éticas.

El estudio tiene en cuenta ciertas consideraciones éticas partiendo de la recomendación de La Sociedad Británica de Psicología (The British Psychological Society ) que indica que cuando se realiza una investigación de conducta debe incluir el propósito del valor de la investigación con respecto a la dignidad y la autonomía de los participantes, la responsabilidad social general de la investigación, y la maximización del beneficio y la minimización del dolor. Por esta razón, los investigadores consideran que
cualquier intervención de rv o estudio en esta población deberían ser parte de una estrategia de rehabilitación planeada cuidadosamente, donde el impacto emocional y psicológico deber ser atenta y regularmente monitorizada.

La RV es una herramienta adicional. En el estudio concluyen que, aunque la realidad virtual por sí misma, no soluciona el problema de la violencia de género, no hay duda que puede convertirse en una herramienta adicional para la rehabilitación del comportamiento de los delincuentes, de hecho, incluso podría servir para su reinserción en la sociedad, así como beneficiar en el incremento de la evidencia
científica para su eficacia en varias áreas de la salud mental. La RV puede ser utilizada en la rehabilitación, prevención y en la concienciación a través de la modificación de los comportamientos y actitudes relacionadas con la violencia, al tiempo que proporciona una forma eficiente en costos de personalizar el tratamiento a las necesidades de los participantes a través de diferentes escenarios.

La RV puede ser una herramienta poderosa para apoyar los programas de tratamiento de violencia de género.

Los proyectos y estudios relacionados al uso de tecnologías tales como la rv para tratamientos en prisión están ampliándose. Buscan responder preguntas como: ¿Qué perspectiva de rv es mejor, primera o tercera persona?, ¿Qué cambios se producen en el participante a nivel neurológico?, ¿Los metaversos pueden ser también una herramienta útil?, etc. Esperamos que el desarrollo de estas investigaciones
apoye en la mejora de los tratamientos que se realizan en el ámbito penitenciario, y siempre teniendo en cuenta las consideraciones éticas que todo estudio de este tipo requiere.